Erupciones Históricas El Hierro

ERUPCIONES ABORTADAS EN  EL HIERRO

Entre las curiosidades de la historia volcánica de Canarias encontramos dos  episodios curiosos de erupciones no completadas. Los expertos aún debaten si se resolvieron en una erupción submarina a gran profundidad o simplemente la intrusión de magma se detuvo antes de llegar a la superficie.

EL HIERRO, crisis sísmica entre marzo y junio de 1793

En una carta del Gobernador Burós a su superior el General Gutiérrez indica que “desde fines de marzo anterior nos hallamos aquí bastante fatigados con continuos terremotos, que aunque de corta duración, son muy frecuentes. Al principio sólo se observó su fuerza en un paraje que llaman El Golfo y Sabinosa, siendo muy ligeros en esta Villa; pero en el día es igual en todas partes y estamos con bastante zozobra pues hay días que se repite ocho o diez veces, con más o menos violencia, especialmente ayer, que a las once de la noche tuvimos todos en este pueblo que dejar nuestras casas y camas y pasarla al descubierto, porque habiendo precedido dos o tres pequeños, el de dicha hora nos asombró por su fuerza y duración, que se repitió, casi en los mismos términos en la madrugada”.

En todo el proceso las autoridades de la Isla remiten distintas cartas a otras instituciones civiles y eclesiásticas de Canarias, incluso se informa al Supremo Consejo del Reino de Castilla para que prevean posibles evacuaciones proponiendo a la Isla de Fuerteventura semidesierta y fértil como posible destino de los herreños. Afortunadamente los temblores cesaron aunque lo más probable es que debido a la lentitud de las comunicaciones de la época las ayudas no habrían llegado a tiempo para socorrerles. Se han propuesto varias posibilidades para explicar la finalización de este proceso, por un lado Telesforo Bravo defendió una erupción submarina en El Golfo mientras Hernández Pacheco indicó que se produjo una erupción de escasa importancia en la zona de Lomo Negro que pasó desapercibida por lo aislado del lugar y su escasa entidad.

Deja un comentario