Instrumentación y Vigilancia: Uso de antenas sísmicas en ambientes volcánicos

Tipo: artículo
Título: Uso de antenas sísmicas en ambientes volcánicos
Autores: M. Abril, J.M. Ibáñez

Descarga: archivo (0.3 Mg)

Introducción

Una antena (o array) sísmica es un conjunto numeroso de sismómetros distribuidos en una superficie reducida, según una configuración que puede ser ordenada o aleatoria. Por tanto, una de las características fundamentales de las antenas sísmicas es la distribución densa de estaciones, que deben tener características instrumentales conocidas y lo más parecidas posibles, además de un muestreo sincronizado en todas ellas y una homogeneidad en el
terreno de despliegue (figura 1).

Hoy en día el uso de las antenas sísmicas para el estudio de la sismicidad volcánica comienza a estar muy extendido. En ambientes volcánicos aparecen una serie de señales sísmicas -como son el tremor volcánico o los eventos de largo periodo- donde la fuente de los mismos no puede ser localizada siguiendo los procedimientos asociados a las redes sísmicas clásicas. Las antenas sísmicas (y las técnicas de análisis derivadas de ellas) permiten, entre otros estudios, la determinación y el seguimiento de la evolución espacio- temporal de la zona fuente de estas señales asociadas a movimientos de fluidos.

Como ejemplo de la versatilidad de las antenas sísmicas podemos citar el volcán Kilauea (Hawaii), en el que diversos experimentos con distintas antenas y diversas configuraciones han servido para estudiar, entre otras cosas,
la estructura interna del sistema volcánico, la composición del tremor volcánico (ondas Lg y/o Rg) y la localización y características de las fuentes de señales de eventos de largo periodo y terremotos -utilizando una o,
simultáneamente, dos o tres antenas-.

Además, estos estudios se han llevado a cabo en distintas bandas de frecuencia, desde corto periodo hasta ultra largo periodo (Ferrazzini et al., 1991; Ferrazini y Aki, 1992; Goldstein y Chouet, 1994; Chouet, 1996). Otros volcanes que han sido estudiados de manera exhaustiva utilizando las antenas sísmicas son el Stromboli (Chouet et al., 1997; Saccorotti et al., 1998), Etna (Del Pezzo et al., 2000), Vesubio (Del Pezzo et al., 1999) todos en Italia, Teide en España (Del Pezzo et al., 1997; Almendros et al., 2000), Masaya en Nicaragua (Metaxian et al., 1997), o la isla volcánica de Decepción en la Antártida (Ibáñez et al., 1997; Almendros et al., 1997, Ibáñez et al., 2000). En todos estos volcanes se han aplicado diversas configuraciones y número de antenas sísmicas, con el fin de estudiar las características de la fuente sismo-volcánica y de su estructura.

Deja una respuesta