Instrumentación y Vigilancia: Seguimiento de la actividad volcánica: Estaciones multiparamétricas y sistemas de comunicaciones

Tipo: Articulo
Título: Seguimiento de la actividad volcánica: Estaciones multiparamétricas y sistemas de comunicaciones
Autores: M. Tárraga, R. Abella, R. Ortiz, A. García, M. Astiz

Descarga: archivo (0.6 Mg)

Introducción

La única manera de percibir y poder evaluar el estado de actividad de un volcán y el riesgo asociado, es a través de la observación y vigilancia sistemática mediante diversos métodos visuales e instrumentales. Si éstos se aplican de forma anticipada en las fases previas a un proceso eruptivo es posible, en la mayoría de los casos, detectar oportunamente un cambio cualitativo y cuantitativo de la actividad. Esto incluso puede conducir a una predicción a corto plazo de un proceso eruptivo inminente y poner en marcha un plan de emergencia previamente establecido.

En relación con la erupción volcánica, hay que considerar gran variedad de fenómenos: la emisión de lavas, piroclastos y gases, terremotos volcánicos, deformaciones corticales, procesos geotérmicos, etc. Por tanto, la vigilancia de volcanes debe cubrir todo este tipo de fenómenos.

El seguimiento de la actividad de un volcán, en general supone situar una serie de sensores en sus proximidades y recibir los datos con el mínimo retardo posible en el centro en el que se procede a su análisis. La instrumentación para el seguimiento de la actividad volcánica es muy variada; un resumen de los distintos equipos que se pueden instalar viene reflejado en la tabla 1.

A pesar de lo diferentes que son las medidas a realizar podemos simplificar conceptualmente toda esta instrumentación a tres elementos. En un primer lugar estarían los sensores característicos de cada magnitud a medir y, común a todos ellos, estarían por un lado los enlaces y líneas de transmisión y por otro los sistemas de registro y procesado de datos. Los métodos más utilizados para el seguimiento de la actividad volcánica son la medida de la actividad sísmica y la medida de deformaciones.

Deja una respuesta