Geólogos detectan aumento de actividad en Rincón de la Vieja

  • Expertos no descartan que puedan ocurrir erupciones freáticas
  • Acceso al cráter está cerrado, pero resto del parque está abierto a los turistas

Fuente: http://www.nacion.com  Autor: Carlos Arguedas C.
Imagen: Taringa.net09/06/2012

 Un incremento en los fluidos en la cámara de magma y en la chimenea del volcán Rincón de la Vieja detectaron en la última semana geólogos de la Red Sismológica Nacional (RSN), integrada por la UCR y el ICE.

Waldo Taylor Castillo, quien se encarga de la vigilancia del volcán, explicó que el incremento de la actividad lo detectaron por los registros en las estaciones sismológicas de monitoreo instaladas en la zona. Agregó que, por el momento, no pueden predecir qué significa ese cambio en el comportamiento, pues apenas se está construyendo y tratando de entender la conducta del volcán. No obstante, no descartó que en un futuro no muy lejano se puedan presentar erupciones freáticas, aunque no precisó cuándo, por la falta de información histórica que ahora se extrae de los instrumentos.

Por el momento, el acceso al cráter del volcán se mantiene cerrado por prevención, pero los senderos, las pailas y los demás atractivos del Parque Nacional Volcán Rincón de la Vieja permanecen abiertos a los turistas. Desde el 29 de mayo, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) declaró alerta verde tanto para el Rincón de la Vieja, así como el Poás y el Turrialba. Esa condición se mantiene para los tres volcanes.

Seguimiento

Sobre el volcán Rincón de la Vieja se tienen pocos datos históricos, pero se sabe que en 1991 el terremoto de Limón fue un posible disparador de una erupción que ocurrió el 8 de mayo de 1991 y la subsecuente actividad que se generó hasta 1992. Posteriormente, se reportó actividad en el año 1995, que se repitió en el 1997. No fue sino hasta agosto del 2011 que volvió a tener actividad cuando se observó burbujeo intenso en la laguna del cráter y en setiembre de ese año se produjeron varias erupciones freáticas. La más importante sucedió el 16 de setiembre, a las 13:29 p. m., erupción que alcanzó los 700 metros de altura, según un informe divulgado por los geólogos Waldo Taylor y Gerardo Soto.

Durante ese mes ocurrieron 35 erupciones

Taylor dijo que desde ese momento la actividad ha experimentado un incremento que tuvo un pico este 14 de abril, cuando ocurrieron siete erupciones freáticas. La principal fue a las 2 p. m., la cual dejó depósitos de material en el flanco norte del volcán, pero no alcanzaron los cauces de los ríos Azul y Pénjamo, ni las quebradas Zanjonuda y Azufrosa, como si había ocurrido con la erupción de setiembre del 2011.

Taylor explicó que los movimientos de fluidos –que se les llama tremores– han llegado a durar hasta 30 minutos, situación que sugiere “la posibilidad de una nueva erupción de mayores proporciones”. El experto dijo que la laguna del volcán es de color gris.

Deja una respuesta