Entrevista. La Restinga lucha contra el olvido 3 meses después de la erupción.

David Pavón, Pescador de la Cofradía de Pescadores de La Restinga: 

"El Mar de Las Calmas es un mar fantasma que espera inquilinos"

 David Pavón es uno de las personas más activas del pueblo de La Restinga al sur de la Isla de El Hierro. Aunque su trabajo principal es la pesca también se encarga de entrenar al Atlético Restinga equipo de fútbol de la primera regional. Este conjunto dio una de las pocas alegrías que ha tenido el pueblo en los últimos meses: lograr la permanencia en su categoría. Es una persona de trato excelente y cercano. Dialoga con sosiego  y se muestra hospitalario y agradecido con los que nos acercamos a La Restinga. Es sobre todo un amante de la naturaleza marina que le rodea y vive en carne propia como pocos todo lo que le sucede al Mar de Las Calmas. Junto con sus vecinos tuvo la irremediable situación de vivir en primera persona el proceso eruptivo del nacimiento del volcán submarino a escasa distancia de su hogar.

 Imagenes: EFE y D.Pavón.
Texto: Víctor Melo

" />

 

Entrevista. La Restinga lucha contra el olvido 3 meses después de la erupción.

David Pavón, Pescador de la Cofradía de Pescadores de La Restinga: 

"El Mar de Las Calmas es un mar fantasma que espera inquilinos"

 David Pavón es uno de las personas más activas del pueblo de La Restinga al sur de la Isla de El Hierro. Aunque su trabajo principal es la pesca también se encarga de entrenar al Atlético Restinga equipo de fútbol de la primera regional. Este conjunto dio una de las pocas alegrías que ha tenido el pueblo en los últimos meses: lograr la permanencia en su categoría. Es una persona de trato excelente y cercano. Dialoga con sosiego  y se muestra hospitalario y agradecido con los que nos acercamos a La Restinga. Es sobre todo un amante de la naturaleza marina que le rodea y vive en carne propia como pocos todo lo que le sucede al Mar de Las Calmas. Junto con sus vecinos tuvo la irremediable situación de vivir en primera persona el proceso eruptivo del nacimiento del volcán submarino a escasa distancia de su hogar.

 Imagenes: EFE y D.Pavón.
Texto: Víctor Melo

" />

Entrevista David Pavón, La Restinga

 

Entrevista. La Restinga lucha contra el olvido 3 meses después de la erupción.

David Pavón, Pescador de la Cofradía de Pescadores de La Restinga: 

“El Mar de Las Calmas es un mar fantasma que espera inquilinos”

 David Pavón es uno de las personas más activas del pueblo de La Restinga al sur de la Isla de El Hierro. Aunque su trabajo principal es la pesca también se encarga de entrenar al Atlético Restinga equipo de fútbol de la primera regional. Este conjunto dio una de las pocas alegrías que ha tenido el pueblo en los últimos meses: lograr la permanencia en su categoría. Es una persona de trato excelente y cercano. Dialoga con sosiego  y se muestra hospitalario y agradecido con los que nos acercamos a La Restinga. Es sobre todo un amante de la naturaleza marina que le rodea y vive en carne propia como pocos todo lo que le sucede al Mar de Las Calmas. Junto con sus vecinos tuvo la irremediable situación de vivir en primera persona el proceso eruptivo del nacimiento del volcán submarino a escasa distancia de su hogar.

 Imagenes: EFE y D.Pavón.
Texto: Víctor Melo

 

-Suponemos que pocas veces imaginarías que La Restinga se convertiría en el centro del mundo volcánico el pasado verano ¿Cómo era la vida en tu pueblo antes del proceso volcánico?

A pesar de ser la parte sur de la isla y un sitio con un pequeño extra de vida en fechas de vacaciones, la palabra con que mejor definiríamos el ambiente de este pueblo es “ tranquilidad”.Su gente se mueve a un ritmo casi caribeño, con una economía que gira alrededor de un sector primario como la pesca y muy bien secundado por la actividad del buceo, la restauración y el servicio alojamiento.

 

-¿Cómo viviste el proceso de los días previos a la erupción?

Se vivía con bastante tranquilidad, por esos días sentíamos bastantes sismos de variada intensidad, pero eso ya hacia tiempo que no era novedad y por lo general no preocupaba demasiado, se había convertido un poco en el cuento del lobo.

 

– Nos consta que participaste como agrupador durante la evacuación de tu pueblo. ¿Qué sensaciones tuviste desempeñando esa labor?

Bueno, a nadie le agrada que las causas por las que hechas una mano sean tan molestas, pero en mi opinión el que la evacuación fuera simplemente preventiva, y no con el carácter de urgencia que pudiera tener una de peligro inminente, ayudo mucho a que esos momentos se vivieran lejos de la tensión y el dramatismo.

 

-Una de las incertidumbres y miedos era no conocer a ciencia cierta el lugar donde surgiría el volcán ¿Cómo lograste gestionar esos momentos?

La verdad es que fue bastante fácil, porque el conocimiento de que esa era la preocupación no lo tuvimos hasta después de estar evacuados. En mi opinión fue la mejor manera de gestionarlo, ya que seguro ahorro a más de uno el entrar en un estado de pánico innecesario e irracional.

 

– Una vez que se produjo la erupción submarina y se empiezan a anticipar sus efectos en el ecosistema ¿Cómo viviste esos momentos?

Quizás esos fueron los peores momentos, ver un día si y otro también como la fauna marina aparecía muerta a tus pies en la orilla hasta no quedar nada, es un duro golpe para cualquiera que ame el medio natural, y aun mas si cabe si como es mi caso tengo una profesión que me hace ser parte inseparable de ese medio como es la de pescador, donde muchos días pasas mas horas del en este ecosistema que en tu casa.

 

– Hoy, casi unos tres meses después de la finalización de la erupción, cómo se encuentra el ecosistema del Mar de Las Calmas? ¿Cuánto tiempo le faltaría para su recuperación total?

La situación es bastante crítica, podríamos decir que es un mar fantasma esperando a nuevos inquilinos, quitando la parte vegetal, crustáceos y moluscos que parece son lo suficientemente fuertes, el resto de la fauna murió casi en su totalidad. Ahora habrá que esperar a que las zonas de la isla no afectadas cedan sus larvas al damnificado mar de las calmas, y aunque dar fechas es algo hablar a la aventura, las sensaciones con especies de ciclo de vida rápido son bastantes buenas, y a otras como el mero, el abade o la vieja, habrá que tratarlas con mas cariño.

 

– ¿Las autoridades han ofrecido la información correcta y suficiente durante la crisis volcánica?

En mi opinión sí, aunque eso solo lo pueden valorar con exactitud personas con más conocimientos sobre este tema o ellos mismos.

– ¿Crees que los medios de comunicación recogieron la situación real de forma correcta de lo acaecido en La Restinga en cuanto a su impacto social?¿Cómo ha sido la realidad en estos meses para los habitantes de este pueblo?

Para mí, al vivirlo desde dentro, me convertí más en la parte emisora y a decir verdad tengo un total desconocimiento de la información vista desde fuera. Pero la realidad vivida te puedo asegurar que pasa aun a día de hoy por una paralización total de la rueda económica, en la que de una manera sorda, sin piroclastos que entren por nuestras ventanas, ni lava que cubra nuestras aceras, arrastra a toda esta población en una muerte agonizante.

 

¿Se han sentido apoyados por las distintas administraciones? ¿Las anunciadas ayudas lograron paliar el efecto del volcán?

La verdad es que quitando individualidades, que aunque por agradecido que esté, prefiero no especificar, porque no quiero valorizar, ni desvalorizar “marcas” y mucho menos a personas, la sensación ha sido de abandono absoluto. En los momentos de la verdad como estos es cuando ves la gran distancia que separa la cruda realidad, de las bombas de humo que se venden detrás de los atriles preelectorales cual productos de teletienda fueran.

 



David Pavón junto a otros compañeros pescadores de La Restinga

¿Qué consejos darías a una población que tenga que convivir con una erupción volcánica?

Es una pregunta difícil, pero creo que tratar de vivir con la mayor normalidad posible, sin dejar que cause problemas emocionales sería lo más importante. Además siempre esta la parte “acontecimiento” del suceso. Un volcán no siempre tiene que venir ligado a sensaciones negativas y seguro que se puede disfrutar de muchas maneras.

 

Deja un comentario